Datos personales

Mi foto
Guipuzcoa, Pais vasco, Spain
Hortensia Alcalá García. Nace en la provincia de Cáceres, reside en Oñati Gipúzkoa. Dedico mi tiempo a la escritura- “muy romántica”, relatos, poesia, verso, e historia contemporánea. Cuando puedo viajo. No sin una cámara de fotos!! Con el proposito de disfrutar un poco, de la tercera etapa de la vida, que después no hay más. Codial saludo.

Seguidores

martes, 27 de mayo de 2014

Noche en llamaradas


 

NOCHE EN LLAMARADAS

 

Al Galope de mi caballo  lozano. Pelo al viento; Sumida en mis pensamientos, me dispongo a recorrer  el mundo. Ansiosa por encontrarte. Poco a poco  y venciendo las adversidades.  Me voy adentrando en parajes tan desconocidos como bellos. Mi encuentro con el entorno fresco, apacible, y natural. Sitio aparentemente creado para los Dioses.

En  Donde la luz perenne es inmensamente una bella  bola de fuego luminosa, como el más valioso de los Diamantes.

Musa celosa de tu amor, prohibido. Recorro el universo hasta  dar contigo.

 

El intenso sol, golpea mis sentidos  mientras recorro los más bellos parajes. Inmensos bosques y ríos cristalinos. Grandes cascadas  que irrumpen sobre  aguas sosegadas.  Tan solo interrumpiendo su silencio. Con el trino del pájaro tardío. Que huyendo de la flama ardiente, allí se esconde. Posándose en las rocas golpeadas por el agua que se abren  paso atravesando el bosque.

 

El tropel del caballo chirría en mis oídos, como  martillos, aguzados  que golpean la piedra al paso del camino. -Camino  que me acerca,  al país  tan deseado  y encontrarme con tigo.

 

Con la inocencia de un niño chico. Recórreteo  de  sol a sombra, sorteando los pasos  jugueteando, entre plantas, cuan hermosas gardenias, de colores variados, que ofrecen más belleza gratuita al sitio.

Sobre paso las sombras, que me alejan del rió. Se ensombrece la tarde.  En bello arrebol que  traerá  la noche. La falta de sol. Me hace sentir temor y frió. Tan solo el canto de los grillos. El resoplar  del caballo. La caída de las  aguas  enmudecida  por la lejanía. La noche adormecida  es como estar con tigo.

 

Cercana a la ciudad, los llantos de los niños, que al entrar la noche; desvelan su dominio. Los cantos de sus madres, rorrean con cariño. Las luces apagadas.  Vuelvo a soñar contigo. Llantos desesperados  son llantos del olvido.  Me despierto en la noche tiritando de frió. Mi frente me arde en llamaradas. Mi cuerpo rosado y frió…40ºc. Del mercurio. Me produce el delirio.

 

Hortensia Alcalá Garcia

29/5/2012


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario