Datos personales

Mi foto
Guipuzcoa, Pais vasco, Spain
Hortensia Alcalá García. Nace en la provincia de Cáceres, reside en Oñati Gipúzkoa. Dedico mi tiempo a la escritura- “muy romántica”, relatos, poesia, verso, e historia contemporánea. Cuando puedo viajo. No sin una cámara de fotos!! Con el proposito de disfrutar un poco, de la tercera etapa de la vida, que después no hay más. Codial saludo.

Seguidores

viernes, 19 de noviembre de 2010

Cuento: La cáscara rosa 1º

La familia Pío

La cáscara rosa 1 cuento:
La patita Adriana, a las pocas horas de nacer sus polluelos y aprovechando un rato de sol decide sacarles por primera vez al rió. Ellos deben aprender a nadar, bolar y buscarse su comida.

Ellos siguen a su madre, imitándole en todos sus movimientos y gestos. Es así como aprenderán a valerse por si solos.

Rose nació la primera, por tanto es la mayor de los 9 hermanos, seguida de Alfonso, es por eso que siempre siguen a Mama Adriana para ayudarla con los demás polluelos.

Valerio y Tilín, son buenos amigos, ya que son del mismo color y tamaño.

Mane y Nero, del mismo modo que sus hermanos también se llevan bien y como Nero es algo tartamudo, los demás patitos le burlan un poco, aunque siempre con cariño.

Pietro, es un tanto solitario e inteligente, sus decisiones ayudaran a su familia.

Rufo y la pequeña Rut, fueron los mas perezosos al nacer, por lo cual son los mas pequeños y mimados de la familia.

El abuelo Pió y papa Rodolfo, viven un tanto aislados, pues el barullo de tantos patitos les producen cansancio y desasosiego. Es por eso que Mamá Adriana se encargara de todos los polluelos.


Adriana dice a la más pequeña, ¡Rut tienes que seguirnos siempre Vale!
Si y ¿Rufo?
También que sois muy pequeñitos, no os perdáis.

Vamos debo enseñaros a caminar por el campo, el aire y el agua.
Que rollo replica Nero. Mientras Rut corre unos polluelos mas adelante y pregunta ha Pietro ¿tienes miedo?
¡No gua gua!-Pietro
Yo si insiste la pequeña Rut… Y también -Nero.


Comienzan a entrar al rió.
¿Qué es eso? No quiero entrar! -Rut
¡Ni yo!- Nero
Vamos tendremos comida y nos relajaremos viendo cosas que otros no pueden por estar muy profundas.
Que quiere decir eso? Susurra Rut algo amedrentada… ¡yo quiero irme ha la cáscara Rosa de donde Salí!
Rose le replica ¡tira y calla.

Hala mira Tinín ¿quien es ese Pato tan grande y como se llama? ¿Donde esta posado?
Pues hijos contesta mama, el es vuestro padre el sitio es una tabla muy grande que algún humano no la necesita y la tiró al rió. (Que sepáis que al rió no se tiran basuras, si el agua esta limpia los peces vivirán).
Ah no lo entiendo ¿que es humano? Pregunta Valerio.
Son muy grandes mucho mas que nosotros y caminan levantados le dice su madre.
Entonces no pueden picar la comidita ni sumergirse para sacar las ricas lombrices y comer los mosquitos, añade Valerio.

Ja,ja que divertido es nadar ¡Me gusta! ¿Rufo te gusta?
Si mucho, responde Rufo mientras nada y nada… como si llevase nadando mucho tiempo.

Rose al ser la mayor piensa algo mas las cosas por lo que se dispone a entrar al agua mas despacio, entre habré tímidamente sus alas y se exhibe por delante de los demás polluelos.
Adriana la mira y mira a Rodolfo el padre, que orgulloso los contempla desde la tabla.

Tinin y Valerio se escapan nadando mucho más que los otros, cuando llegan a la corriente, que les arrastra y no avían aprendido a nadar contra corriente. La pequeña Rut y Rufo llaman a su madre, que los mira y con valentía les dice… ellos han ido y ellos mismos tendrán que volver.
Cua cua-Rut.
Rut no llores… en la vida tenemos que aprender muchas cosas, ¡ellos lo van a conseguir por si solitos! Le dice mama pata, mientras con el pico de color amarillento rojizo, bordea su pequeños ojitos, acariciándole y cosquilleando bajo sus alitas aun de colore pálidos, por ser tan pequeños.
Rut-cua-cua tengo miedo y quiero ir a la cáscara Rosa.

Tempestad

Seguían nadando en fila, o en grupos, perdiendo el miedo por completo, cuando Adriana mira a su alrededor ve como sus polluelos la miran fijamente. Rut sonríe retando a los de más que continúan aprendiendo.

Mama pata sube nadando evadiéndose un poco más para pensar y descansar del ajetreo. De pronto… Abuelo ¿Qué te sucede? Estas triste y cabizbajo, ¿Que pasa?
El abuelo Pió, levanta un poco la cabeza, y sin abrir los ojos para que no le vea llorar le dice…Cuida mucho a los polluelos mira que se acercan grandes riadas muchos desapareceremos.

La madre baja rió abajo más deprisa que antes, pero de pronto da un giro hacia atrás cuando se da la vuelta grita… (Abuelo Pió) Cuídate mucho volveré a buscarte.
Baja, nada frente a su pareja y en su lenguaje le comunica lo que le dijo el abuelo, entonces inmediatamente mente el pato Rodolfo abriendo sus grandes alas ante la mirada atónita de sus polluelos comienza a bolar.
mama-mama ¿a donde va? pregunta Alfonso refiriéndose a su padre.
Ella no puede contestarle, con mucho miedo la madre se dispone a marcharse y llevarlos con ella a un sitio mejor donde pasar la noche. Tenían que subir una buena cuesta entre ramas de árboles que ya comenzaban a bajar con la crecida del rió. Pietro Rut Nero vamos les dijo Valerio si no venís os perderéis… ¿que hacéis?
Estamos pisando la tabla donde estuvo papa Rodolfo así aprendemos como el.

No podemos subir ¡estamos cansados!
Miradme a mí os enseñare a volar dice Pietro.
Volar! ¿Que es? Replica Rut.
Atentos… primero os inclináis hacia atrás.
Poco a poco abriendo las alas y os dejáis llevar
Retomando altura poco… a poco.
Mirad a mama, comenta Alfonso.
Bueno como decía abrid las alas y eleváis las patitas
Hasta coger el vuelo,
Venga probamos… ya.

La gran tormenta

Repentinamente una gran tormenta seguida de grandes lluvias. Las aguas del rió Deva, comienzan a cambiar de color, ya no se puede ver pues el color a tierra rojiza lo cubre todo.
Los pequeños no aparecen. Pero si que se oyen, diciendo… mama- mama ¿puedes sacarnos de aquí? Es Nero ya que Rufo esta muí asustado, Rut, llora mucho… y sus hermanos les dicen que tiene que callarse que sino con sus lagrimas el rió crecerá mas.
-Ah… ¿Pero es por llorar por lo que crece el rió?
Claaaaro-insiste ¡Nero! Tratando de animar a su hermana.

Adriana ya desde arriba puede ver como la corriente lleva unas ramas de árbol, en una intentando agarrarse baja el abuelo acompañado de dos urogallos que también buscan a los suyos.

Cuando ya no saben que hacer la pequeña Rut mira al cielo y ve como su padre elegantemente se eleva cada vez mas, ella dice a sus dos hermanos Nero y Rufo mirad tenemos que ir con el .
En esto las aguas golpean con fuerza, las ramas cubren los puentes la presa ya se desborda. Ya no están juntos. Papá les suelta por el camino unas rastras de lucecitas muy luminosas a las que siguen cada uno por su lado, contemplando tal belleza continúan hasta el infinito. Todo brilla, todo es luminoso, fueron tan buenos que las estrellas los recibieron con gran festín de colores.

Los seis hermanos y mamá, levantando la vista observan como brillan tres luceros. Se quedan en silencio y escuchan una vocecita lejana y suave. ¡Hola! ya estoy en la cáscara rosa ¡ya no tengo miedo!
Fin de la primera parte
La cáscara rosa

No hay comentarios:

Publicar un comentario