Datos personales

Mi foto
Guipuzcoa, Pais vasco, Spain
Hortensia Alcalá García. Nace en la provincia de Cáceres, reside en Oñati Gipúzkoa. Dedico mi tiempo a la escritura- “muy romántica”, relatos, poesia, verso, e historia contemporánea. Cuando puedo viajo. No sin una cámara de fotos!! Con el proposito de disfrutar un poco, de la tercera etapa de la vida, que después no hay más. Codial saludo.

Seguidores

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Que juguetes no quiero

Noche de Reyes
Que juguetes no quiero

Dedicatoria
Dedicada a los niños de Palestina…el día 6 de enero del 2009,
¡Fueron ellos los que en su día nos hicieron llorar por ellos…


Por el cielo los Reyes hoy han venido
Y todas las estrellas los han seguido
No encuentran a los niños ¡están dormidos!

Que callen los morteros, que las bombas no estallen.
OH! ¿Dios esta dormido?
Que juguetes no quiero- quiero a los niños Madre.

Hortensia

viernes, 19 de noviembre de 2010

Risa de Payaso

Risa de Payaso

Así fue como la sonrisa de payaso se fue debilitando.
Cansado, mal pagado, atolondrado y olvidado.

La flor no se deshoja, será del primero que la coja.
Si no se rompe se moja o se esconde bajo las hojas.
Payaso… ya no te mojas…no sueñas, no piensas,
No ríes, no escuchas… no lloras, ya no respiras…
¡No estas!
Te vas elevando sobre un manto de nubes grises y
Blanquecinas, que cambian de tono al resplandor
de tus vestiduras, alegres ¡como tu sonrisa.
Falsamente forzada pidiendo el aplauso!
Risas de niños para payaso.
Hasta siempre querido he-
Incomprendido payaso.
Hortensia
Mayo 28-5-2010

Sobre los sueños y el color de las sabanas

Sobre los sueños y el color de las sabanas:

Yo pienso que el color de las sabanas, tiene que ver en como sean nuestros sueños. Si dormimos en habitación grande, limpia, bien ventilada y con algo de luz natural, de la que por las noches se cuela por las (rendijas) de la persiana. Si además de esto duermes con dos almohadas, una grande y otra mas pequeña, aquella que tu elegiste por eso de… ¡las cervicales! Pues si además las sabanas son de color blanco, de hilo muy fino, 100%, bien limpias y bien planchadas, sin escatimar tiempo ni esfuerzo. Entonces soñaremos ya de madrugada cuando el cuerpo esta relajado, descansado, a gusto. Los sueños serán dulces y tranquilos, del que no quieres despertar y si despiertas quieres dormir de nuevo para seguir soñando. Soñar…soñar…soñar.

Si las sabanas son oscuras, floreadas, acrílicas, sin buena limpieza y ¡sin planchar! Además dormir sin nada de luz ni ventilación natural, (huuuuf) tumbado de cualquier manera…mal asunto, los sueños comenzaran antes, serán sueños mas pesados y desagradables. Incluso de terror.

Si además las sabanas son azul marino, rojas. Ho… negras, (que horror) los sueños serán catastróficos, interminables, de los que no puedes despertar ni queriendo, casi infartantes.

Los miedos y los sueños, forman parte de nuestra vida, por tanto procuremos que estos nos afecten de la mejor manera posible.

Sean felices

Hortensia

El mensaje de Las cuatro rosas

Viejas y entrañables reliquias:
(Abreviado)

Es increíble como el presente pasa a ser el pasado, o “reliquias.”
En que poco tiempo perdemos los papeles.

Hace frió, ya es invierno. Enredando entre borradores, y restos archivados, encontramos cosas. A veces buenas, pues las malas es mejor deshacerse de ellas desde el principio.
Lo cierto es que me hace ilusión haber recuperado uno de los momentos de buen temple de un amigo ya lejano. Tan lejano como antes de que apareciese tras una ristra de años.

Coincidiendo con las… ya cercanas fiestas de navidad, que dicen que perdonar es amar. Pues como en su día esto perteneció a este sitio. .. Pues lo quiero poner de nuevo en recuerdo de tiempos viejos.


El mensaje de las cuatro rosas:

Las cuatro rosas que al marchar
Dejé en mi ventana…
Guardaban un mensaje.

El mensaje:

Una lagrima unas gotitas de mi perfume,
Un beso y un adiós.

“Respuesta de un amigo”
Deberías haber puesto en la ventana las flores de una planta muy chula que es originaria del Japón. Es un arbusto exótico de la familia de las Saxifragáceas, con tallos ramosos de un metro de altura aproximadamente, hojas elípticas, agudas, opuestas, de color verde brillante, y flores hermosas, en corimbos terminales, con corola rosa o azulada, que va poco a poco perdiendo color hasta quedar casi blanca.

Aclaro a la concurrencia
de qué se trata esa cosa:
no me refiero a la rosa
sino a la flor de la hortensia.

De la rosa competencia
y a la gente no lastimas,
porque eres, bonita hortensia
una planta sin espinas.


Respuesta de Hortensia:
Agradeciendo el piropo.

Se aclara la concurrencia,
Con el nombre de las dos,
A cual refiere la historia,
De estas flores del Japón.

Siempre preferí la rosa de
Refinado color! Me eligieron
Como Hortensia, que en rosa o en azulado
Me conformo con las dos.
Con tal de que a ti te guste,
que más me da si soy yo.

Las rosas en la ventana,
Siguen expuestas al sol
Pues nadie vino a por ellas
Nadie supo de su olor.

Aun siendo bellas las rosas
Diferente en su esplendor,
Su perfume primoroso y…
Su rosado color
Aun siguen en la ventana
Ni el viento se las llevo.

Cuento: La cáscara rosa 1º

La familia Pío

La cáscara rosa 1 cuento:
La patita Adriana, a las pocas horas de nacer sus polluelos y aprovechando un rato de sol decide sacarles por primera vez al rió. Ellos deben aprender a nadar, bolar y buscarse su comida.

Ellos siguen a su madre, imitándole en todos sus movimientos y gestos. Es así como aprenderán a valerse por si solos.

Rose nació la primera, por tanto es la mayor de los 9 hermanos, seguida de Alfonso, es por eso que siempre siguen a Mama Adriana para ayudarla con los demás polluelos.

Valerio y Tilín, son buenos amigos, ya que son del mismo color y tamaño.

Mane y Nero, del mismo modo que sus hermanos también se llevan bien y como Nero es algo tartamudo, los demás patitos le burlan un poco, aunque siempre con cariño.

Pietro, es un tanto solitario e inteligente, sus decisiones ayudaran a su familia.

Rufo y la pequeña Rut, fueron los mas perezosos al nacer, por lo cual son los mas pequeños y mimados de la familia.

El abuelo Pió y papa Rodolfo, viven un tanto aislados, pues el barullo de tantos patitos les producen cansancio y desasosiego. Es por eso que Mamá Adriana se encargara de todos los polluelos.


Adriana dice a la más pequeña, ¡Rut tienes que seguirnos siempre Vale!
Si y ¿Rufo?
También que sois muy pequeñitos, no os perdáis.

Vamos debo enseñaros a caminar por el campo, el aire y el agua.
Que rollo replica Nero. Mientras Rut corre unos polluelos mas adelante y pregunta ha Pietro ¿tienes miedo?
¡No gua gua!-Pietro
Yo si insiste la pequeña Rut… Y también -Nero.


Comienzan a entrar al rió.
¿Qué es eso? No quiero entrar! -Rut
¡Ni yo!- Nero
Vamos tendremos comida y nos relajaremos viendo cosas que otros no pueden por estar muy profundas.
Que quiere decir eso? Susurra Rut algo amedrentada… ¡yo quiero irme ha la cáscara Rosa de donde Salí!
Rose le replica ¡tira y calla.

Hala mira Tinín ¿quien es ese Pato tan grande y como se llama? ¿Donde esta posado?
Pues hijos contesta mama, el es vuestro padre el sitio es una tabla muy grande que algún humano no la necesita y la tiró al rió. (Que sepáis que al rió no se tiran basuras, si el agua esta limpia los peces vivirán).
Ah no lo entiendo ¿que es humano? Pregunta Valerio.
Son muy grandes mucho mas que nosotros y caminan levantados le dice su madre.
Entonces no pueden picar la comidita ni sumergirse para sacar las ricas lombrices y comer los mosquitos, añade Valerio.

Ja,ja que divertido es nadar ¡Me gusta! ¿Rufo te gusta?
Si mucho, responde Rufo mientras nada y nada… como si llevase nadando mucho tiempo.

Rose al ser la mayor piensa algo mas las cosas por lo que se dispone a entrar al agua mas despacio, entre habré tímidamente sus alas y se exhibe por delante de los demás polluelos.
Adriana la mira y mira a Rodolfo el padre, que orgulloso los contempla desde la tabla.

Tinin y Valerio se escapan nadando mucho más que los otros, cuando llegan a la corriente, que les arrastra y no avían aprendido a nadar contra corriente. La pequeña Rut y Rufo llaman a su madre, que los mira y con valentía les dice… ellos han ido y ellos mismos tendrán que volver.
Cua cua-Rut.
Rut no llores… en la vida tenemos que aprender muchas cosas, ¡ellos lo van a conseguir por si solitos! Le dice mama pata, mientras con el pico de color amarillento rojizo, bordea su pequeños ojitos, acariciándole y cosquilleando bajo sus alitas aun de colore pálidos, por ser tan pequeños.
Rut-cua-cua tengo miedo y quiero ir a la cáscara Rosa.

Tempestad

Seguían nadando en fila, o en grupos, perdiendo el miedo por completo, cuando Adriana mira a su alrededor ve como sus polluelos la miran fijamente. Rut sonríe retando a los de más que continúan aprendiendo.

Mama pata sube nadando evadiéndose un poco más para pensar y descansar del ajetreo. De pronto… Abuelo ¿Qué te sucede? Estas triste y cabizbajo, ¿Que pasa?
El abuelo Pió, levanta un poco la cabeza, y sin abrir los ojos para que no le vea llorar le dice…Cuida mucho a los polluelos mira que se acercan grandes riadas muchos desapareceremos.

La madre baja rió abajo más deprisa que antes, pero de pronto da un giro hacia atrás cuando se da la vuelta grita… (Abuelo Pió) Cuídate mucho volveré a buscarte.
Baja, nada frente a su pareja y en su lenguaje le comunica lo que le dijo el abuelo, entonces inmediatamente mente el pato Rodolfo abriendo sus grandes alas ante la mirada atónita de sus polluelos comienza a bolar.
mama-mama ¿a donde va? pregunta Alfonso refiriéndose a su padre.
Ella no puede contestarle, con mucho miedo la madre se dispone a marcharse y llevarlos con ella a un sitio mejor donde pasar la noche. Tenían que subir una buena cuesta entre ramas de árboles que ya comenzaban a bajar con la crecida del rió. Pietro Rut Nero vamos les dijo Valerio si no venís os perderéis… ¿que hacéis?
Estamos pisando la tabla donde estuvo papa Rodolfo así aprendemos como el.

No podemos subir ¡estamos cansados!
Miradme a mí os enseñare a volar dice Pietro.
Volar! ¿Que es? Replica Rut.
Atentos… primero os inclináis hacia atrás.
Poco a poco abriendo las alas y os dejáis llevar
Retomando altura poco… a poco.
Mirad a mama, comenta Alfonso.
Bueno como decía abrid las alas y eleváis las patitas
Hasta coger el vuelo,
Venga probamos… ya.

La gran tormenta

Repentinamente una gran tormenta seguida de grandes lluvias. Las aguas del rió Deva, comienzan a cambiar de color, ya no se puede ver pues el color a tierra rojiza lo cubre todo.
Los pequeños no aparecen. Pero si que se oyen, diciendo… mama- mama ¿puedes sacarnos de aquí? Es Nero ya que Rufo esta muí asustado, Rut, llora mucho… y sus hermanos les dicen que tiene que callarse que sino con sus lagrimas el rió crecerá mas.
-Ah… ¿Pero es por llorar por lo que crece el rió?
Claaaaro-insiste ¡Nero! Tratando de animar a su hermana.

Adriana ya desde arriba puede ver como la corriente lleva unas ramas de árbol, en una intentando agarrarse baja el abuelo acompañado de dos urogallos que también buscan a los suyos.

Cuando ya no saben que hacer la pequeña Rut mira al cielo y ve como su padre elegantemente se eleva cada vez mas, ella dice a sus dos hermanos Nero y Rufo mirad tenemos que ir con el .
En esto las aguas golpean con fuerza, las ramas cubren los puentes la presa ya se desborda. Ya no están juntos. Papá les suelta por el camino unas rastras de lucecitas muy luminosas a las que siguen cada uno por su lado, contemplando tal belleza continúan hasta el infinito. Todo brilla, todo es luminoso, fueron tan buenos que las estrellas los recibieron con gran festín de colores.

Los seis hermanos y mamá, levantando la vista observan como brillan tres luceros. Se quedan en silencio y escuchan una vocecita lejana y suave. ¡Hola! ya estoy en la cáscara rosa ¡ya no tengo miedo!
Fin de la primera parte
La cáscara rosa

Cuento: La familia pio 2

La familia Pío 2º
Días más tarde
Pasado algún tiempo, los ríos vuelven a su cauce, sale el sol, cantan de nuevo los jóvenes pajarillos que también acaban de llegar al mundo y juntos con sus padres aprenden a cantar, a comer y volar.
Adriana para reponerse del disgusto que tanta tragedia le abría proporcionado se dispone a salir un rato a darse unos nados en el río ya sereno y limpio, pero está muy triste, pues sus hijos mayores hace días que no aparecen por la zona del Rio Deva
Se dispone a nadar rió arriba y de repente escucha unos cantos.
Dios mío quien puede ser, ¿de donde llegan esos preciosos cantos?
Mira hacia arriba y ve como un ruiseñor desde las ramas de un viejo fresno balanceándose, la está observando y dedicándole una bonita canción.
El ruiseñor calla, Adriana le sigue mirando y por fin le pregunta ¿Quién ere y cómo te llamas?
Me llamo Ángel! Desde hace unos días que vuelo hasta aquí para traerte un mensaje. ¡Ah, sí! ¿Qué tienes que decirme?
Ángel le dice…Escucha con atención, desde muy lejos me envía tu hijo Alfonso y tu hija Rose.
Que alegría pensé que jamás los volvería a ver, ¿Donde dices que los has visto?
Aun no te lo e dicho! Contesta Ángel un tanto irónico.
Adriana- ¿Cómo se llama la canción que cantas?
Ángel-Se llama sour le ciel de Paris!
Entonces mis hijos están muy lejos dice - ella.
Sí! le confirma- él.
Mane, Valerio, Tinin, y Pietro, siguen con su madre.
Adriana pide a sus hijos que no se marchen lejos, pues el miedo a perderlos le hace sentirse inquieta.
Por las cercanías jugueteando y cogiendo algunas lombrices para la cena, es por donde suelen moverse los tres hermanos más pequeños. Ya que Pietro es más tranquilo y responsable. Que no les perderá de vista.
Debe ser por el sol que ya calienta o porque ven a su mamá más contenta, pero no paran de piar y moverse de un lado para otro. De repente.
¡Ahí ,ahí¡ ¿ ¡Mira que bicho más feo!
Ante los gritos del patito acude uno de los Urogallos que vivé en la zona y se dio por aludido y le dijo –se llaman ratas y dan miedo por eso os aconsejo que os vayáis a otro sitio.
La madre llega tarareando la canción del ruiseñor, hasta donde se encuentran los polluelos.
¿Qué cantas mamá estás contenta?
Sí responde tengo buenas noticias, y les cuenta con entusiasmo lo que acaba de suceder, después todos felices y contentos cenan y se van a dormir.

Pietro continúa con su afán como hermano mayor de ayudar a la familia, por lo que cada mañana sale en busca de comida para todos. ¡Qué bien huele esta mañana y qué sol más brillante!... En aquel instante tres mariposas se le acercan revoloteando sobre su cabeza. Tendré que preguntar a mama si estos mosquitos grandotes se pueden comer.
¡No! Le dijo la madre no ves que son bellas mariposas, ellas aparecen con el buen tiempo, es así como junto con las flores y el sol hacen el paisaje más bonito y en apariencia más sano. ¿Sabéis que nosotros los patos, Gansos, Pajarillos, también las mariposas y muchas aves más, contribuimos a que el campo sobre todo en primavera y principio del verano resulte más maravilloso?
Las mariposas como si de un baile se tratase revoletearon por todos lados hasta desaparecer.
Al rato: Pietro entonando una vieja canción que habría escuchado no sabe donde, se marchó con el pico repleto de comida, -Bon jour, bon jour… que estoy diciendo buenos días, ja,ja.
Los tres hermanos menores, le dicen - Estas contento hoy ¿qué te ocurre?
Pues no sé contentó responde Pietro.
¿Has encontrado alguna patita que te gusta eh?- le chinchan entre risas los pequeños.
no me digáis eso que me da vergüenza y se me despeinan las plumas.
¿qué alboroto es este?
No hay alboroto es que estamos contentos como tú.
Bueno venga que vamos a ir en busca de los de mas hermanos, ¡me han dicho que en un parque han visto patitos nuevos.

Vuelan sobre el rió haciendo paradas de cuando en cuando.
Ya están en el Parque
Alguien nos sigue con mucha insistencia, ¿os habéis fijado? Dice Mane.
Si contesta Pietro ya las vi en otra ocasión y a la más blanquita y pequeña le salían lágrimas de sus ojitos.
¡Que tonterías dices! les dicen sus hermanos.
Vamos tenemos que llegar…

Ya en el estanque
Bien venidos al estanque ¿Qué os trae por aquí?
Buscamos a mis hijos mayores que con la tormenta se perdieron
¿Como se llaman?
Rose y Alfonso.
Un momento nos reuniremos todos los patos mayores para ver si entre nosotros hay alguno que no sea del estanque.
Lo siento señora pata pero no están aquí sus hijos, les comunica el pato más viejo del estanque, que se rasca con cuidado el plumaje evitando así la caída de sus plumas ya desgastadas por su larga vida.
De nuevo aparecen las tres mariposas, y con ellas se escucha la música de días anteriores, Adriana recibe de estas una corazonada, (piensa) ¿como comunicarme con ellas si cierro los ojos y puedo claramente ver a mis hijitos?
Serán cosas mías!- y continúan nadando en el estanque y conociendo a los demás patos.
Los pequeños no le quitan el ojo a un precioso Cisne. Que mientras nada muy tranquilo las tres mariposas se posan encima de sus alas. Ellas no pasan desapercibidas ya que Adriana las observa…con afán para poderles preguntar algo, pues la madre nunca pierde la esperanza, de encontrar al resto de sus polluelos.
Desde las ramas de un árbol llegan de nuevo unos preciosos y finos cantos, en la voz del ruiseñor llamado Ángel. Adriana se sacude las alas con delicadeza, poniéndose bella para Ángel. Sus hijos la rodean la miran y se van alejando poco a poco para dejarla con su amigo el ruiseñor.
Dudosos los patos del estanque se reúnen para decidir que hacer con la familia pío, ¿Qué hacemos los admitimos o no?
No que son muchos nos dejaran sin lombrices ni trigo que nos trae diariamente el señor Celio. Guarda del estanque.
Tenemos que decirles que se marchen
Bien yo se lo diré
Hola, yo quiero en nombre de todos deciros que os tenéis que ir que ya somos muchos.
Ya lo comprendemos, muchas gracias por todo.
Adiós hasta la vista

Cuento: El largo viaje La familia Pio 3

La Familia Pío 3º

El Largo Viaje:

A la mañana siguiente tras despedirse de todos los patos del estanque.
Emprenden el viaje en busca de los hermanos mayores.
Como todas las madres Adriana aconseja a sus patitos.
¡Hijos emprendemos un largo y desconocido viaje, me escuchareis siempre que os hable!
Valerio y tinin revoletean preparándose para emprender la marcha, Pietro y mane se colocan al lado de mama Adriana.
Buen viaje, les desean los demás patos del estanque.
La familia vuela pacíficamente, maravillados de todo lo que ven a su paso.
Tinin- comenta a sus hermanos ¡mirad que lago tan grande cuanta agua!
Pero Tinin eso no es un lago sino el Océano atlántico ya que sobre volamos las landas Francesas.
¿Por qué se llama así?
Pues por que los mares también tienen nombre. Pero el agua es salada y no se puede beber.
Ah! ¿Ni nadar?
¡No!
Mama ¿por que es salada el agua del lago grande?
Que no es un lago grande si no el mar. Replica de nuevo Mane
Pero Tinin continua preguntando muy interesado por todo lo que ve.
Pietro: ¿por que es azul el mar?
¡Por que el cielo se refleja y es por eso que lo vemos azul!
Eh! Mirad que tabla mas grande es como donde se posaba nuestro padre, (quiero ir…) no digas eso que nuestros tres hermanos pequeños pisaron la tabla de papa y desaparecieron. Además no es una tabla sino un gran Barco replica Pietro.
¿Un Barco? ¿Qué es barco? –Tinin
No responden, ya van cansados de tanto volar.
Un viento perfumado les acaricia suavemente mientras van perdiendo las fuerzas los pequeños polluelos.
¿Tinin que te sucede por que encoges las alas? Si jugueteas así te vas a caer.
Es que alguien me hace cosquillas, responde
¡No digas tonterías! –le dice Valerio.
¿Y ahora que pasa Pietro? Dice Valerio ya algo cansado de tantas preguntas.
¡Pues que a mí también me hacen cosquillas!
Parece que estamos cansados, dice Adriana invitándoles a hacer una pausa para comer y reponer fuerzas.
¡Mirad allí, ya podéis ver como estamos saliendo del Océano! Posaos despacio, aquí encontraremos comida y agua dulce.
Aquel rió que se ve a lo lejos se llama- Rio Charante, tiene 360 kilometros de largo y podemos coger buenos peces para cenar.

¿Mama que piensas? Pregunta Tinin.
Adriana vuelve a oír la música del ruiseñor. La que le anuncio Ángel.
Esta dice a sus hijos ¡enseguida saldremos hacia Paris¡
Todos revoletean contentos, pues ya descansaron, se dieron unos nados en el rió y ya se disponen a salir.
La madre les recuerda que al llegar tienen que hablar en francés… Bon-jour,
¡Claro como nos dijo el amigo Ángel!
Si y también me pareció que lo decían las tres mariposas.
¡Que ingenuo eres Mane! Dice su hermano
La familia va adentrándose poco a poco en el fascinante Valle de LOIRA. Patrimonio Mundial por la UNESCO en la categoría de paisajes naturales:
Impresionados por la belleza de sus jardines y más de mil Castillos- (Les Chateaux) y pueblos medievales. Desde la altura disfrutan del paisaje, Caballos que caminan siguiendo los lagos y los puentes, que bordean a los Castillos- Les Chteaux. Seguidos por preciosos perros, cuidadores y amazonas adecuadamente, trajeadas para montar y pasear disfrutando de la naturaleza.
La familia desearía pararse un rato para ver de cerca a sus colegas los patos de los estanques y lagos. Pero andan justos de tiempo y deben seguir antes de que oscurezca.

Poco a poco va cayendo la tarde los mas pequeños siente algo de frió, lo cual se quejan. Ya el viento es muy fuerte. Se acerca una gran tormenta y… la madre alerta a los pequeños. Alguien se acerca a la familia Pio, Bon your ¿que les trae por aquí?
Buscamos a mis hijos mayores, ¿vamos por el buen camino hacia Paris?
El señor Francés, les indica el camino por el cual deben volar hacia Paris.
Vamos volaremos, no demasiado altos ya que el viento es muy fuerte.

Un rato de silencio y meditación se palpa en la familia. Cada uno de ellos cree saber mejor como llegar antes a Paris.
Ya estamos llegando comenta la madre enseguida veréis una gran torre, y un rió muy grande con muchos puentes.
Si ya puedo verlos, los cuatro patitos alborotados dicen escuchar la música, la misma que días anteriores.
Ya estamos llegando vitorean los polluelos muy emocionados.
Si enseguida veréis una gran torre.
Ya puedo verla, insisten los cuatro patitos alborotados.

Mirad la torre iluminada, ¿veis que ráfagas de luces mas grandes? y la música muy fuerte! Gritan los pequeños.
Casi no puedo ver.
Yo no puedo oír, ¡mama no te veo! ¿Donde estas? no puedo con tanta luz ni tanto ruido. ¡Mama – Mama!

Sobresaltado Rodolfo, mira hacia todos lados y ve que no hay nadie, que todo fue un sueño. Se baja de la tabla nada unos metros y alguien le dice, ¡Buenas noches Rodolfo, Que tengas felices sueños!
¡Igualmente abuelo pió que duermas bien!
Rodolfo sube camino arriba y se encuentra con su familia durmiendo placida mente, se inclina sobre ellos, que bien protegidos por su mama esperan que amanezca para seguir nadando y revoleteando por todos lados. El padre muy despacito sale mas afuera y respira hondo se rasca las plumas y se dice así mismo-¡esto me ha pasado por no estar con ellos y su madre durante el paseo! No volveré a quedarme dormido, mientras mama se encarga de cuidar a los 9 patitos. El susto que me he llevado.
Así la familia Pió y algunos patos mas de la zona nadan placidamente sobre el rió Deva, junto ha Adriana su madre, que siempre les guiará por el buen camino.
El Abuelo Pío aun que desde algo más lejos no les perderá de vista.
El padre Rodolfo que pronto comenzara a preparar un nuevo nido para aumentar la familia.
Fin

¡Y yo os digo, Sed buenos y cuidaos mucho! (No voléis muy alto)

Hortensia Alcalá García

sábado, 6 de noviembre de 2010

El Espejo del alma

Relato corto: Ya volvemos a lo cotidiano que no es poco. En algún momento pensé que podríamos arder, como quien salta una hoguera y se prende fuego. El sol se perdió por completo, como aquel que tiene dos caras, así ¡literalmente dicho! Aprovechó que los (52) focos de incendios que sucedían en el país vecino y atreved del humo le ayudaron a esconderse dos horas antes de ocultarse, como cada día se oculta, para volver a aparecer radiante al día siguiente. Similar a una aurora boreal. El sol quemaba, mientras un viento silbante, entremezclado con frió, pasaba acariciando los cuerpos, poco vestidos…para poder paliar los efectos fuertísimos de los más de 40gc. Este no ha sido para mí un buen verano. Perdí toda motivación, no pude centrarme en mis cosas. La compañía de mi cámara amiga y compañera de viajes no se centraba, no me ha ayudado nada. Intuyo que para mí lo mismo que al sol, la vida se me esta oscureciendo por falta de motivación. Pienso que las personas debemos tener siempre algo por qué hacer las cosas o tomar las decisiones. Si esto termina, todo irá al carajo. Espero que todo sea un mal sueño. Ahora me siento cada día algo mejor, espero volver a ser como antes. Poderme inspirar para hacer mis cosas .Escribir, viajar, fotografiar hasta lo menos fotografiable, etc. Me dejare reconquistar por los encantos de la vida y de toda su belleza. Esto es lo único que mi corazón puede dar de si en coordinación con mi cerebro, en el caso de que me quede un trocito, en buen estado. Hay un dicho que dice… el corazón alegre embellece el rostro. Yo no puedo verlo, ¡se me ha roto el espejo del alma! Proverbio partícula, recién estrenado. Hortensia

viernes, 5 de noviembre de 2010

Ojos de diamante


Ojos de diamante


Diego, como cada tarde,  descansa  sentado sobre la pared del huerto de su propiedad. coronando el cerro de la (Calavera), desde  el cual pierde la vista, vislumbrando la belleza natural de grandes encinares, olivos , entremezclados con bosque de  jaras, retamas, algunos alcornocales, y de más tipo de arbolados, y plantas aromáticas, que en primavera crean un precioso jardín natural de diferentes olores, y colorido. Las aguas del pantano proporcionan un  ambiente limpio y fresco al paisaje.
Es la última tarde de mi visita al pueblo donde nací. Situado al sur de, Cáceres. Cuando dando el último paseo por las inmediaciones del pueblo, me encontré con uno  los des vecinos que aun viven allí. Me llamo la atención, verle allá en lo alto extendiendo la vista hacia donde podía alcanzarle.
 Hola Diego ¿como te va? ¡Le pregunte! Y con voz temblorosa el me relató sus vivencias.
Diego me contó  que  a pesar de su edad le gusta ser útil y trabajar en el huerto. Que el mismo sembró las patatas y las cebollas. Ah! Y muchas rosas y flores para su señora, que me comenta que le gustan mucho.
 Diego pero con tanta sequía ¿como consigues recoger algo de cosecha? El me contesto.
Ven acompáñame y te diré el secreto. ¡Mira  este “trasto” como seguramente lo ves tú! Pues  se llama un generador de energía, funciona con gasoil.  Lo elabore  aprovechando piezas de desguace  de coches y camiones viejos. Mira esto es un tuvo de escape de un antiguo camión de marca Lancia.-Luego estas piezas  son del tambor de una lavadora las utilice para hacer  el ventilador. Esta enorme manguera lleva el agua  extraída con la bomba, la cual utilizo para regar. ¡Ves en aquella arqueta! recojo toda el agua para cuando la necesito.
.
Diego y ¿este artilugio que es?
Eso es un comprensor de aire, que funciona gracias al motor de un coche ¿tu te acuerdas del dos caballos de citroen? pues así  era el motor.
¿Que es? ¡Pregunte! Señalando a otro “artilugio” como por ignorancia les llamo yo.
Eso es una rotaflex, -esto un yunque y un martillo.  Esto una  autógena. ¡Dame esa barra de hierro y apártate! Ves ¿que parecen fuegos artificiales?
¡Si que  susto me has dado parece que te estas quemando!
Este remolque con techo de hojalata es donde comen y duermen los conejos, en aquella chabola entran a dormir y ponen los huevos las gallinas… También andan por hay unos cuantos Pavos, y patos.
¡Mira fotografía a las gallinas y conejos!, ¡mira que bonitos los blancos que pequeños!
Por la tarde mi mujer viene a recoger los huevos, y algo más que necesite, para comer.
 Diego: ¿Tienes miedo a la crisis? ¡El no me contesta! ¿Qué abra pensado?...
¿Cómo se llama tu perro?
Capitán.
¡Ah!  ¿Por que Capitán?
Por que manda más que yo.
Diego a sus 76 años me hablaba   de cómo fue su vida. El quería estar aun como para trabajar, pero como el me decía  repetidas veces… (Esta maldita hemiplejía) ¡No me deja hacer nada! no tengo fuerza, para arar la tierra…lo intento con esta mulilla, que me prepare con piezas de tractores viejos, y una vertedera, que es la que utilazo para esta  labor. Pero me  fallan las fuerzas, por lo cual a veces me “cabréo”  y mucho,  me siento impotente.
¿Te ayudan en estos trabajos?
Mi mujer me ayuda algunas veces, pero ella tampoco tiene fuerzas… Alguna vez mi nieto, pero como tiene que estudiar…
Otra vez nombraba a su mujer. Que según el es lo  mejor y mas importante  que le  a ocurrido, en la vida.
Por eso cuando me contaba algo de la juventud, el la nombraba y los ojos le brillaban como diamantes. Bajo sus cabellos plateados,  con  la voz temblorosa. .el  dijo ¡ella es mi vida!
Diego me miro y me preguntó  que me  había entrado en los ojos y  que me había pasado en la voz… Yo le conteste-(no es que parece que esta enfriando el tiempo). Mientras puse mi mano sobre la de este hombre valiente .pero algo quemado, con el destino en los últimos años de su vida.

Diego tira de tu nieto, dile que te ayude, dile que le necesitas, algunos- ratitos, que te ayude, dile cuanto le quieres. No le metas prisa, pero recuérdale todo el rato que el vale mucho, que es un chico fuerte. Que no es un maltratado por ayudar a su abuelo y  a sus padres.  Sino que es todo lo contrario. Díselo Diego. Algún día te lo agradecerá. El contara a sus hijos todo lo que le enseñó  su abuelo. Cuéntale que nosotros ni siquiera pudimos ir a la escuela. Y no dimos pena a nadie. Que lo poco que aprendimos fue acudiendo por las noches a unas clases, cuando por la mañana tempranito ya teníamos que estar en el corte de nuevo. Recogiendo algodón y tabaco. Sin dar pena a nadie. Que no podíamos dormir de cansancio, y de  lo poco que comíamos. Y no dimos pena-Diego…
Nos llego el atardecer sentados en la pared del huerto charlando. Yo también le conté cosas. De cuando me marche del pueblo, en el año 1962. En busca de trabajo para enviar dinero a la familia, le dije que yo también era una niña. Que lloraba por las noches por que estaba sola, sin mi familia, y tenia edad de estar yendo a la escuela. Y no fui… ya que tenía que trabajar, en la fábrica.
Diego me pregunto, si en el norte cuando me marche en busca de trabajo, me trataron bien o mal. Yo le conteste.-Que como la única intención que llevaba era la de trabajar y ganar dinero- que se necesitaba en casa, no me di cuanta de cómo me trataron. Cosa que en este momento si  puedo contestar, lo digo así. ¡Si! Me trabaron bien,  como no  iba a ser así.  ¿si he  podido aguantar toda una vida?… Cuando me e dado cuanta, ya soy mayor. Muy mayor. Lo mismo que me e fijado en que viví la vida algo al revés ya que ¡viví para trabajar! Y creo que fue mi gran equivocación.  Tendría que ser (Trabajar para vivir). Pero ya es tarde.
Creo  que mi vida es  diferente a la de otras personas, ya que es hoy en día cuando, ya retinada del trabajo, por edad, estoy aprendiendo muchas cosas que antes no pude aprender. Y estoy contenta.
Ya de vuelta a casa  tras pasar esos días en el pueblo. Me he dado cuenta, verdaderamente,  de donde soy… una vez recorridos los mas de 500 kilómetros de distancia, desde el sur asta el norte.- al estrenar el nuevo túnel el cual entras en Alaba, y sales en Guipúzcoa. Desde la cima me pareció ver un mundo diferente. Un mundo verde, floreado lluvioso, soleado. Mi corazón latía  a todo meter. Creo que ya he  contestado muy bien a la pregunta de mi amigo Diego.

Ya, tras descansar un poco, me siento en mi sitio favorito, desde donde normalmente me comunico con familiares y amigos. Entonces quise decir a todas las familias del pueblo,  Que viven repartidos por todo el país y parte del extranjero. Desde mis torpes conocimientos de los medios mas modernos que conocemos como es Internet. Les dije que estuve allí… Se lo recordé así.

Ya he vuelto del pueblo.
Decir que todo estaba precioso, como debe ser, también el tiempo,  ya que tuvimos Sol, y calorcito también  alguna tormenta- y a primera hora de una mañana, desde mi casa vi. Como el pantano desapareció, solo se veía la “gran” torre, del (Gigante)…
Sucedió tras la tormenta, todo se lleno de hormigas voladoras, que además de anunciar a los labradores que ya podían sembrar las cosechas para el siguiente año. Esas hormigas  enormes. Que se pisaban en el suelo y crujían. 
            Y que al caer en el agua del pantano, servían  como alimento para  los pájaros, los patos,  peces, y demás especies vivas…
Desde el puente se apreciaba como si fuesen hojas secas del otoño, creando una gran afluencia de especies, que buscaban su buena parte del sustento de (hormigas), con grandes alas que Iván soltando por todos lados, creando en el suelo una gran alfombra transparente.
Que al alba me despertaba para escuchas los tonos de la alondra mañanera. Pero esta se durmió… Ya no canta a la aurora.
Que siguen las cigüeñas, la lechuza, y el mirlo, que en la noche callada vislumbran amoríos.

Que la Virgen esta en el pueblo. Que se traslado a vivir unos meses mientras le arreglan su casa del campo. Decir que nadie ni nada es más guapa que ella.
Decir que yo me senté en un banco  ante ella para mirarle, y quedarme con su rostro en las retinas “Como si no la pudiese ver nunca mas”-decir que le pedí algo.-Que sepa que no me gusta la oscuridad- le pedí como siempre le pedimos.- Decir que como siempre que estoy allí,  salí cada noche a dar el paseo por el pueblo, cuando solo encuentras  en las calles un silencio roto por el murmullo de las conversaciones desde dentro de las casas, abitadas la mayoría por aquellas personas que, no se marcharon, que fueron valientes y se quedaron.
 Me gusto ver cuando caminaba, como  las luces tímidas de las viviendas habitadas sorteaban rayitos de luz… que me  avisaban de que aun están despiertos. De que viven. De que aun  están.
Pude ver  como las cortinas metálicas se movían con el viento, en la noche, como si  alguien fuese a dar un paso adelante a través de ella, para disponerse a salir de casa, -Sin mirar atrás-a la calle larga o la calle chica, pero la calle.
            En la iglesia yo le dije a “ella” (cuida un poquito-de que no sea todo oscuro)…
Ten paciencia con migo, que cada día te pediré otro día-el próximo  te pediré otro mas- así solo eso.
Que me pesa mucho algo que no pude decir…
Que me da mucha pena cuando en las primeras noticias, matutinas escucho, nombrar a un numero mas… De alguna mujer, que su marido, hijo. (o) antiguo compañero. En un momento dado, deciden por su cuenta el final de la vida. De una esposa, madre (o) compañera. ¿Cómo es eso? ¡Ya no me sirves! Pues ¡se  te acabo la vida! ¿Será así? –Que sepan que ante todo somos personas, mujeres. Y madres. Siempre lo mas importante (Madres)…
¡Que ya me fui por los cerros de Úbeda! Y quiero seguir con mi relato sobre las cosas de mi pueblo cuarenta y siete años después.
Que en medio de la plaza han colocado una gran farola, en lugar de aquella bombilla que colgada en medio de un enorme cable, se bamboleaba con el viento a las horas del crepúsculo, cuando  la gente del pueblo salía a recoger el ganado para guardarlo…!por si acaso…Yo preguntaba cuando niña ¿Qué es por si acaso? Pero no me contestaron nuca.
 Iré dejando en el sitio verde, preciosas fotos que el paisaje tan bonito que allá tenemos acompañado por el tiempo me regalo. Las dejare para que disfrutéis  de las cosas bellas que nos regalan la vida y la naturaleza.
            Decir que no me gustan los secretos,-que en las tumbas solo hay muertos.
Que las mariposas vuelan y vuelan tanto que pueden pasarse de un continente, a otro.
Que escribo mientras aprendo a escribir…que pena me da!
Que no quiero envejecer sola.
Que quiero volver a nacer.
Que los años duelen.
Que la vida es Rosa…
Que no se haga de noche siendo de día
Que me gustan los poemas de (IIove you poem)
Que las bombas no estallen… ¿Ho dios esta dormido?
Que todos vivimos bajo el mismo techo.
 Que lo sepan. Quienes lo tienen que saber.
Que las lágrimas no nos impidan ver las estrellas.
Que lo de la crisis solo sea un mal sueño.
 Que el fin me da miedo…
 “Hasta pronto”
Hortensia Alcalá  García