Datos personales

Mi foto
Guipuzcoa, Pais vasco, Spain
Hortensia Alcalá García. Nace en la provincia de Cáceres, reside en Oñati Gipúzkoa. Dedico mi tiempo a la escritura- “muy romántica”, relatos, poesia, verso, e historia contemporánea. Cuando puedo viajo. No sin una cámara de fotos!! Con el proposito de disfrutar un poco, de la tercera etapa de la vida, que después no hay más. Codial saludo.

Seguidores

jueves, 3 de agosto de 2017

Reencuentro

Buenas. Que gran ilusión me hace este reencuentro. Todo un placer.

jueves, 29 de octubre de 2015

Adonde el amor me lleve



ADONDE EL AMOR ME LLEVE. (tarea8).

Museo San Marco, Ernesto me dijo que su oficina está cerca del museo. Estoy en vía de la colonna, pero la calle es…Vía Cesare Battisti. ¡Qué perdida me encuentro por esta ciudad! -Pero soy yo la torpe… hoy también se me pasara la hora de la entrevista.
Algo nerviosa al no poder encontrar el sitio, decido llamar a Ernesto…-anda que también llamarse Ernesto” -como mi vecino  el que vive en el piso de arriba. Espero que este no sea tan borde como él.
-Mensaje al móvil, es Ernesto; si antes lo pienso antes me llama!! Dice que estoy  al lado de la oficina; pues es el número 12: -seguro que será un señor viejo con bigote blanco, ya tintado de amarillento por el humo del tabaco. Y me saldrá la risa cuando le vea, le parecerá mal…y a la calle, sin hacerme la entrevista. Sería un fastidio pues tenía ilusión para marcharme a México, por el asunto del jade, ya que si me mandan a China no entiendo el idioma de los Nómadas y  no podré comunicarme con ellos “¡con lo que me gusta hablar”!

            Joe! Si esto es un Palacio con un león a la puerta, más viejos que la pana”. ¡Bueno en que líos me meto! Pero tengo que entrar. “Esto es un hotel. –Pero sigo adelante por un gran pasillo. Por todos lados veo al final o principios de escaleras o en cualquier recodo, estatuas de David  y el retrato de Miguel Ángel. Pero bueno con el Mármol y las alfombras del estilo Italiano en colores pastel, dan un toque especial  al largo pasillo y escalinatas, realzando la belleza del esgrafiado de algunas paredes y techos a manera de mural. Que al cobijo de altas bóvedas  decoradas con los frescos de Miguel Ángel. Del mismo modo entremezclado con los grafiados- estilizando así el romanticismo y la delicadeza del buen hacer del gran pintor, Arquitecto y, escultor. -También se dice que fue un buen poeta  Italiano. Michelangelo Buonarroti  Siempre presente en esta ciudad;
 al igual que en todo el país.
Ya en la puerta del despacho nº 8 junto a la baranda de la escalera que sigue hacia arriba, pulso el botoncillo 3 como Ernesto me indico, no escuche pasos; lo cual  procedí a sacar del bolso la barra del carmín “tres números más alto que el mío habitual”  para pintarme los labios. Igualmente me pongo  un salpicadito de perfume; que me compre junto con las medias de seda, en color natural.         Mirándome en el brillo de una placa dorada del letrero de la puerta.
            Ahora me di cuenta que no me fije que ponía en el letrero. ¡Yo que sé… ¡A  todo no se puede llegar!
No salen a abrirme: me siento en la escalera, saco el móvil y está sonando el dindoneo, del chat. Miro en mi blog (http://hortensianorte.blogspot.com.es/ ) Alguien dejo un comentario. (Chica especial, me encanto tu poesía).  
            Oigo  pasos y me pongo en pie. No sé como estoy viva del gran susto que me lleve. Ernesto no tenia bigote, ni era un viejo gruñón.
 Con una media reverencia me invito a pasar, mis pies no querían…pero mi cabeza les contradecía. -Entré me senté frente a Ernesto sin elevar la vista para nada, mirando al suelo le respondí a algunas preguntas; y   cuando me levante para marcharme… él también en  pie ante  mí con un sobre grande en la mano y  un par de cajas en papel de regalo. Se planto de rodillas, extendiendo los brazos.
…Y me dijo.
¿Quieres la miel del color de mis ojos? Y tras recitadlo entre ambos, ya agotando las últimas lágrimas me entrego el contrato de trabajo y me ayudo a desenvolver el regalo.
Un anillo de oro blanco con piedras de jade. También el colgante del mismo mineral. Me ayudo a colocarme ambos mientras continuamos recitándonos  el fragmento del poema: ¿Quieres la miel del color de mis ojos?

Hortensia Alcalá García
"Adonde el amor me lleve".

domingo, 20 de septiembre de 2015

Un palpito de amor


Oleos  Hortensia-Septiembre 2015
 
UN PALPITO DE AMOR
La lluvia vespertina cesó. Noche sosegada, mientras los sueños reposados dan paso a la alborada de un mágico día, que nos quedara gravado para siempre. Ya que horas más tarde conocería a alguien especial en mi vida. Alguien que a buen seguro me hará despertar del letargo de tantos años de soledad.
Dos horas más tarde: me encamino hacia el aeropuerto.  Llego ala vez del aterrizaje de uno de los primeros vuelos de la mañana, en el que viene la persona tan esperada. ¡Me parece estar tranquila! pero un cosquilleo me recorre el cuerpo, a la vez que la sonrisa hace presencia en mi mejilla.
Al alcanzarnos, con la mirada. Un pálpito” seme hace sentir en el alma,  al saludarnos, note que su mano me quemaba como el fuego de una lumbre, cuando se queman las jaras. Sin rumbo fijo… nos fuimos paso lento de mañana. Solo el canto de las aves de los parques se escuchaba.
A la sombra del tilo  en el camino nos sentamos…y me tomaste por primera vez.
Junto a ti inhale el perfume de la dulce flor y  tome de tu boca el más ferviente sabor. Este día seria inolvidable para mí. Y a buen seguro  para ti. El canto arrullador del pájaro jilguero que allá en  su nido posaba. Mientras  acariciándonos al susurro, del amor  en el viento la alegría  se escuchaba.
Hortensia Alcalá García
 



viernes, 19 de junio de 2015

El carmin afrodisiaco



(EL CARMIN AFRODISIACO)  Tarea 6

Sábado por la mañana: entrevista  de trabajo. No me olvido  de repasarme los labios con  carmín casi incoloro, solo brillante  pero  algo primordial para mí. Después salgo  del hotel, no sin mirar antes los mensajes; Los primeros correos son   de poca importancia, algunos son  correos no deseados o basura;  ( spam)   al final entran dos comentarios nuevos  de mi blog ,  http://hortensianorte.blogspot.com.es/  …estos los leo y los respondo. No tengo más mensajes. Me dispongo a salir.

            Entro en una de tantas de las tienda, del centro  que hay en la capital- (Florencia) Irresistible comprarse algo y  como me molestan los zapatos decido comprarme unas medias de seda, así  andaré más cómoda  “buena selección”  pero aquí se puede comprar de todo, me paso por la zona de los perfumes donde hay diversas firmas… mmmmm ¡¡quitan los sentidos!!  Pero los precios desorbitados, elijo  de  los más baratos, también
 una barra de Carmín.


En la cafetería mas cercana  entro a tomarme  un te verde,  el desayuno  del hotel fue abundante y mi gastritis se hace sentir!!  Por tanto en esta ocasión no puedo tomarme uno de estos deliciosos capuccinos, que ofrecen en todas  partes.
            Nada más  sentarme entra mensaje al móvil, mientras lo miro  escucho una canción,   es una bonita balada  en la voz de (Salma Hayek- Siente mi amor). Me encanta la música! No se por que pero un fuerte escalofrió  recorre mi cuerpo, note el calor, o sensación que sentí  durante mi visita a México, ya hace tiempo.

Mientras se acerca el camarero con mi té verde,  continúo con los mensajes de Facebook,  dice ¡hola  Sofía  soy  Marco!  ¿Te acuerdas?  (La bolsa de Spaghetti).

Marco?   Y me habla en Facebook, y se llama Marco y tiene la  bolsa de Spaghetti… ¡por que es mía yo la encontré…! - Me llama por mi  nombre!!

 Miro en mi bolso y no encuentro   mi permiso de conducir, por ningún lado. Nerviosa  total…me apoyo  en la pared   al lado de un restaurante junto a una gran  maceta  de campanudas blancas y en color  morado.  Conecte el móvil de nuevo  para preguntarle cosas  a Marco. En ese momento  por un traspiés alguien suelta la bolsa de Spaghetti. Cayendo a mi lado.
La sorpresa fue morrocotuda; quien lo iba a decir!! Ambos nos quedamos pasmados. Pero la reacción fue unánime, de pronto nos vimos dentro del restaurante, donde decidimos almorzar. Después de invitarme a un  zumo de  Mango y piña, nos sentamos  a charlar sin poder resolver   el misterio de la bolsa de  Spaghetti. Que no supimos que hacer con ella y pedimos al encargado de cocina, si podría cocinarla… y   respondió que no;  ¡esta no pero otra  parecida si tenemos!  Siempre ofrecemos nuestra buena y sana cocina elaborada con productos  Mediterráneos,  en el menú.  Si lo desean en ensalada agridulce, compuesta  por frutas tropicales y aderezadas con pétalos de Rosas,  regado con chocolate puro, o   con sabor a canela. El vinagre de Módena, el chorrito de aceite pues,  “puro de Oliva- Española.
 Menú totalmente afrodisíaco.  Comento   Marco  al tiempo que hicimos unas risas.         Charlamos durante la  sobremesa  escuchando buena música Italiana y disfrutando de  un buen  café.  También charlamos sobre mi marcha  al día siguiente por la tarde.

Nos miramos y preferimos callar. Fui al lavabo a ponerme carmín en los labios. Este nuevo que compre tiene algo más de color… sí tres números más. Como el color del esmalte de uñas. Casi espectacular… un día limpio y brillante. Yo vestía con falda  negra de medio paso, hasta la rodilla, blusa en  seda color  marfil, escote cisne ribeteado en  color vino Burdeos, entonando con la chaqueta   de entalle ceñido y dos botones forrados  al par de la cintura. Medias de seda en color natural más bien tirando al tono morenito veraniego de la  piel. Los zapatos el mismo color que la chaqueta y el bolso. -Claro yo   iba a una entrevista de trabajo, relacionado con la moda  Retro!!

Al volver del baño, él me miro…dijo ahora pareces una diosa.
¿Cuál de ellas? Pregunte con algo de “coquetería”.
             ¡Lo sabes bien cuál de ellas eres insistió!
Fue en ese momento que   me fije en sus bellos ojos verdes.
 ¡ No, no lo se, dímelo tu!  Recuérdamelo que se me ha olvidado…
 ¿Que te represento? ¿La música? ¿La belleza? Quizás el amor? U ¿otras inspiraciones?  Dímelo?
Marco: Responde…lo averiguare ya lo veras.

Yo: Me quedo pensativa mientras el sale  con el móvil.
…Suena mi móvil, Es Ernesto; el señor con el cual  hacia 3 horas que tenia la entrevista. Respiro hondo cuando le oí pedirme excusas por las según el 2: horas de retraso -pero eran tres horas  el retraso de la entrevista” volvió a sentarse ya que  la siguiente  cita para la entrevista seria dentro de otras 3: horas. Al igual que la mía.
Tres horas; murmura Marco.
Yo: ¿tres horas?
El: … ¡si tres horas!

Hortensia Alcalá García







martes, 9 de junio de 2015

SPAGHETTI A LA ITALIANA



 SPAGHETTI  A LA ITALIANA

 

 Aeropuerto de Barcelona: dos horas antes de lo previsto; me dirijo a la cafetería a tomar algo mientras llega la hora del embarque.

No parece haber saturación la crisis se hace notar, se viaja lo justo y necesario.

En la cafetería hay una mesa libre, me siento y pido un café con leche. De mientras miro los mensajes del móvil y como me da tiempo entro a Internet. Algo me llama la atención,  en la silla de al lado alguien se olvido una bolsa de compra con algo dentro.

Continúo mirando los mensajes: entro al facebook, en el momento que me llega una invitación, no suelo aceptar tan fácil pero sin pensarlo la acepte. Y continué  mirando las últimas noticias; nada nuevo por cierto- más crisis- más de lo mismo, recordar viejos asuntos mientras tapan el actual. ¡Políticos de mierda!  Solo me queda de interés las noticias del tiempo, que los deportes al igual que la política y el fútbol invaden todas las horas de tv. Lo cual terminamos los “antipolíticos” “antifutboleros” sentados ante el PC,  pues en las computadoras tenemos un abanico más amplio y más neutral… ¡Dentro esta el mundo!!

Megafonía  avisa que los vuelos de Italia se adelantan por posibles tormentas.

Tras unas cuantas peripecias, por fin  tomo asiento, ¡como siempre algo nerviosa! Tengo el número 3 de asiento, en el 5 se sienta un hombre que viaja con poco equipaje. Me llama la atención porque me mira, pero no a mí sino a mi equipaje de mano.

Yo vuelvo a conectarme al facebook, solamente un amigo conectado…. es el nuevo contacto, el que acepte en el aeropuerto, nos saludamos y me dice estar de viaje, yo le digo lo mismo.

Me pregunta si me gusta el Spaghetti Si por supuesto le respondo. Sonreí…el compañero del asiento nº cinco también sonreía; pero la risa es contagiosa” por tanto no me extraño.

El  me pregunta que a donde me dirijo,  le respondo que a Italia, que viajo hasta el domingo, que me reuniré con alguien en la Toscana  él responde que por eso me gusta el Spaghetti, hace unas risas de las del teclado... (jajajaja). ….y que coincidencia que el hombre del asiento 5 vuelve a sonreír.

¡Este viaje no está siendo nada cómodo aunque voy distraída  pero el aparato se mueve mucho, el fuerte viento se hace sentir y se perdió la cobertura!! …Tras una breve cabezada,  recuperado todo ello, “furtivamente” volvemos a la conversación.
 

El  me pregunta… ¿Qué te gusta de la Toscana?

            Respondo!! El paisaje el mar, la música Italiana,  las costumbres rurales y sus gentes… sobre todo  fotografiar y tomar apuntes para pintar y  describirlo a manera de relato o al oleo.   Son mis aficiones que me trasladan a sitios  maravillosos  para conocer gentes maravillosas.

Así… la charla se alargo mientras  avanzábamos al lugar de destino.

El me seguía preguntando, ¡¡yo respondía!! El señor del asiento  5  reía cuando yo reía, encogía los hombros cuando  no me entendía.  Pero yo seguía, ya no  avía tormenta, ni el viento  rugía.

La llegada anuncia por megafonía. Cesan los mensajes, comienzan las prisas.   Dos oras más tarde 

Cena en el hotel, ¡¡que angustia la mía!! Pero al terminar  el menú del día,  alguien  me pregunta si lo conocía. 

            Que susto más grande,  por dios de mi vida,  el señor  del vuelo se me aparecía,  ¿será que en Italia  los santos  vigilan?  -Me pidió la bolsa que encontré ese día  en el aeropuerto   en cafetería.

Pues por una bolsa  todo lo que lía, le dije al señor… ¡¡mientras el reía!! Ni sé lo que hay dentro  yo le repetía,  le tire la bolsa  y lo que contenía, otra de  Spaghetti: vaya tontería” que hacemos la gente por pasar  los días. 

            Luego va y me dice  que mañana invita a comer la pasta  y probar el  vino… y siguen las citas!!  Salidas al campo, verde de las viñas. Cielo y tierra juntos  por la luz del día.  Noches  en Florencia,  baile y alegría.   El tiempo  transcurre  cuantas maravillas.   

            Llegando la hora de  vuelta a mi cita… ¡por cierto  el amigo  nuevo no entra estos días!  ¿Qué le abra pasado?  Le llamo…  el compañero” se desvía, abre su móvil… y al suelo lo tira.  Se rompe en pedazos….  ¡¡Madre de mi vida, que cosas nos pasan  viviendo la vida!! Para   una vez que salgo  sin más compañía,  sin  yo proponerlo me cambio la vida.  

 

Hortensia Alcala García